Lizitips para ser mejores padres en esta crisis

Mar, 23/06/2020 - 18:03

Ante la situación que estamos viviendo, que a veces parece irreal, muchos de nosotros hemos perdido nuestro ritmo de vida y nos está costando trabajo adaptarnos a una nueva forma de convivir con la familia y particularmente con nuestros hijos que ahora pasan prácticamente todo el día en casa.

Como padres somos el espejo y modelo de nuestros hijos; ellos absorben todo lo que los rodea, lo que decimos, lo que hacemos y en la medida que  sobrellevemos  esta crisis para ellos se convertirá en una enorme lección de vida.

Para ser  mejor padre esta cuarentena,  lo primero es entender que tu no eres la única persona que esta pasando por esta crisis y que esta situación genera también en tus hijos descontrol, establecer una rutina es muy importante ya que le permite a nuestros hijos sentir certeza y control en el mundo que los rodea, lo que disminuye en ellos la ansiedad de este encierro.

A continuación te comparto algunos Lizitips para poder ser un mejor padre en esta cuarentena:

  1. Da instrucciones claras: ser claros en lo que les pedimos es muy importante cuando das  una instrucción a tus hijos, debe ser en un tono firme, pero cariñoso, por ejemplo “Luis recoge tu cuarto, guarda tus juguetes ahora por favor antes de cenar, escoge ahorita o antes de cenar.
  2. Evalúa las rutinas y hábitos que son esenciales de los que no en este momento quizá sea imposible tener bajo control todo tal cual lo hacías antes de la cuarentena.
  3. Para evitar peleas de hermanos: Durante la cuarentena se multiplica el tiempo de convivencia entre hermanos y eso puede hacer que se produzcan más peleas y discusiones, Nuestro papel como padres no es el de impedir que haya riñas entre hermanos sino el de aprender a manejar estas situaciones tratando de disminuir el estrés al que esta expuesto la familia
  4. Si tienes un adolescente: con o sin cuarentena, es un reto lidiar con un adolescente y  lo primero es poder concientizar lo que esperas de el o ella en este período de encierro. No es convertirte en su mejor amigo, pero si es una oportunidad para involucrarte y conocer el proceso de cambio que están viviendo. Para esto es esencial respetar los espacios, es decir alejarse para estar más cerca. Ellos necesitan estar más tiempo en el celular conectados a sus amigos, necesitan soledad y ese respeto generará el espacio para ser bien recibidos.
  1. Promueve la unión familiar: En la crisis que nos encontramos viviendo, los encuentros familiares ayudan además a administrar las tareas del hogar, involucra a tus hijos en las tareas del hogar en lugar de imponer tareas y reglas. La crisis es una oportunidad para conectarnos dentro de la familia, para tener actividades en concreto que puedan acercarnos más emocionalmente.
  2. Usa una comunicación efectiva: Con nuestros hijos es muy importante evitar expresiones como "tú eres un flojo" o "tú eres un desordenado". Debes hablarles desde lo que sientes no poniendo etiquetas, evita generalizaciones como “nunca” o “siempre”.
  3. Motívalos: Estamos muy acostumbrados a que solamente debe destacarse lo malo y corregirlo y no felicitar por lo bueno que se está haciendo. Felicita a tus hijos por un trabajo bien hecho o el esfuerzo de intentarlo, que puede ser con cosas tan simples como haber ordenado la mesa para comer cuando se les pidió. Aún cuando sean cosas simples y cotidianas, es el refuerzo positivo y no el negativo el que permite fijar un nuevo hábito.
  4. Controla tus emociones: La regulación emocional tuya  es esencial para que esta experiencia no afecte negativamente a tus hijos. Nos tenemos que contener para poder contenerlos a ellos, además de qué es importante de que hablamos y cómo hablamos de la crisis, será importante en este proceso.
  5. Construye con ellos: Haz algo que aporte y ayude a otros e invita a tus hijos a que también lo hagan, sin imposiciones, solo sé ejemplo y crea las condiciones que faciliten su sentido de solidaridad y empatía.

Dependiendo su edad, los niños viven esta experiencia de muchas maneras de los 2 a 6 años están más sintonizados y afectados por las emociones de sus papas,  cuando estén  cerca no veas las noticias,  cuida lo que hablas frente a ellos,  dales apapachos y  juega a pintar coronavirus en la mano para que lo laven.

De los 7 a los 12 años Establece rutinas, usa juegos como legos, lee con ellos,  vean la tele , dibuja o juega con ellos.

Adolescentes 13 a 18 años. Ten conversaciones abiertas sobre el tema, inclúyelos en el esfuerzo de proteger a la familia haz que se sientan valorados, deja que se aburran, fomenta su autonomía y permítele mantener el contacto con otros familiares a través de videollamadas

Y, cuando te fallen los recursos, las ideas, las soluciones y la calma y te venza el miedo, la ansiedad y la pena entonces no lo dudes, aprende de tus hijos. Los niños son nuestros maestros y saben muy bien qué es esencial y qué no.

 

deja un comentario